titulorevista120

 

 

Los fundamentos de la lectura crítica

y su incidencia para potenciar el pensamiento crítico en los alumnos del grado octavo de educación básica del Centro Educativo Liceo Panamericano, Sincelejo, Sucre

La presente investigación se enmarca sobre los fundamentos de la lectura crítica y su incidencia para potenciar el pensamiento crítico en los alumnos del grado Octavo; tomando como punto de partida que la lectura crítica como una técnica cuidadosa, activa, reflexiva y analítica, que nos permite descubrir ideas en formación, la cual debe ser uno los objetivos primordiales en el derrotero del currículo en las diferentes áreas; y las escuelas deben brindar espacios propicios permanente para fortalecer esta habilidad en los alumnos enfrentarse con veracidad a una sociedad que requiere de una estructura coherente y objetiva en cada profesional; por ello la lectura es el primer fundamento sólido que demanda una actividad lingüística, cognitiva y comunicativa, que debe estar implícita en cualquier currículo de formación. Se ha establecido que la lectura crítica como una actividad cuidadosa, activa, analítica y reflexiva, es el fundamento facilitador del pensamiento crítico el cual busca reflexionar sobre la validez de lo que se ha leído; es decir el alumno debe leer para pensar críticamente, desde esta perspectiva la lectura crítica se convierte en uno de los objetivos fundamentales del currículo.

Considerando que la lectura crítica no es algo dado, las iniciativas para fomentar esta actividad la deben emprender los maestros, y desarrollar en las aulas espacios de diálogo y discernimiento más que en espacios de clase magistrales, conferencias o monólogos. Para esto se debe dotar al estudiante de diversas estrategias de lectura crítica que le permitan descubrir el punto de vista que los discursos reflejan de la realidad, porque lo que aprendieron en la educación básica y media previa les resulta insuficiente cuando se enfrentan a diferentes exámenes para la educación superior. (Cassany, 2009: p. 113). Ante estos lineamientos los profesores son el medio responsable para inducir al alumno a promover la lectura crítica; pero según la encuesta curricular realizada por el ICFES, en el marco de la prueba Saber de grados quinto y noveno realizada en 2009, a profesores de estos grados, se les indagó sobre las prácticas docentes en el área de lenguaje, en temas como: consulta y manejo de la información, trabajo de escritura y lectura en el aula, uso del texto relacionado con la escritura, y autores, obras y referentes literarios más frecuentes, estos resultados mostraron falencias y poco avances en las prácticas de los docentes con relación a la manera como proponen el trabajo de la lectura y escritura en el aula de clase. (Ministerio de educación nacional, 2011).

Este trabajo se enmarco dentro del conjunto de investigaciones de tipo cuasi-experimental, con un diseño Correlacional y una muestra de 47 estudiantes donde se aplicó un pretest y un pos-test, a los alumnos del grado 8° de Educación Básica del Centro Educativo Liceo Panamericano de Sincelejo, Sucre; se establecieron las categorías de evaluación para la variable comprensión lectora en sus tres niveles: literal, inferencial y crítico, los cuales fueron evaluados a través diferentes pruebas de comprensión lectora, algunas de estas pruebas adaptada al contexto donde se realiza la investigación; una de estas pruebas fue “La Rana Que Quería Ser Una Rana Autentica”. Y donde se reflejó que el 87,3 % los alumnos presentan un rango básico en el nivel literal, y un desempeño bajo a nivel crítico, resultados que apuntaban a la realidad de la institución con base a los resultados de las pruebas Internas y externas desempeños básicos.

Durante el proceso de intervención se emplearon estrategias basadas en la metodología de Richard Paul y Linda Elder, y se aplicaron cuestionarios para explorar los elementos de la lectura crítica, que les ayudan a alcanzar las competencias del pensamiento crítico, a través de diferentes estrategias, iniciando con el parafraseo, pasando por las competencias que involucran la explicación, análisis, interpretación, y evaluación hasta llegar a la elaboración de ensayos donde el alumno argumenta con solidez sus propias ideas, apropiándose de algunas herramientas su nivel crítico como un proceso intelectual y reflexivo. Se pudo determinar que las estrategias aplicadas en el proceso evaluativo presentaron diferencias estadísticamente significativas en la comparación de los resultados del pre-test y post-test, afirmando así que los alumnos mejoraron, evidenciándose esto en los resultados para cada nivel de comprensión de lectura.